Blog

Comunicación eficaz con neuromarketing

Comunicación eficaz con neuromarketing

El neuromarketing consiste en la aplicación de las técnicas de investigación de las neurociencias a la investigación de marketing tradicional. En esencia, tanto el neuromarketing como el marketing sensorial tratan de influir en el proceso de compra del consumidor, apelando a los sentidos y yendo un paso más allá de las técnicas de marketing tradicionales.

Existen tres aspectos claves que intervienen en nuestra toma de decisiones y sobre los que trata de influir el neuromarketing:

  • Atención: Actualmente, estamos expuestos a mucha información diariamente y conseguir que algo sobresalga de entre el resto es, a veces, misión imposible. ¿Cómo conseguir llamar la atención? A través de las emociones.
  • Emociones: Este aspecto tiene mucha importancia puesto que a la hora de tomar decisiones, las emociones juegan un papel clave. Aunque tratemos de racionalizar nuestras decisiones o compras, la realidad es que la gran mayoría se mueven por el subconsciente. Por ello, hoy en día las empresas trabajan mucho por conseguir crear un vínculo emocional con el consumidor creando una experiencia de compra positiva y original.
  • Memoria: Conseguir que un olor, sonido, o frase te evoque determinada marca es el objetivo de cualquier compañía, y esto se consigue en muchas ocasiones con una buena estrategia de neuromarketing para conseguir un posicionamiento efectivo y duradero en la mente del cliente.

En general, el neuromarketing a través de técnicas como la resonancia magnética, la electroencefalografía o el eye-tracking, observa los procesos mentales de las personas y por tanto, conoce realmente qué quiere el consumidor. Estas innovadoras técnicas de investigación ayudan a plantear estrategias de marketing sensorial que podemos encontrar en nuestra vida diaria como por ejemplo:

  • Encontrar todo desordenado en una tienda o en una zona de un supermercado hace que inconscientemente pensamos que son rebajas o bajos precios, aunque realmente, en muchas ocasiones, aparece así deliberadamente para que pensemos eso.
  • El olor es otra forma de posicionar una marca en la mente del consumidor. Un ejemplo concreto es el caso de Stradivarius, cada una de las tiendas de esta marca de Inditex tiene el mismo olor fuerte y peculiar, similar a una colonia masculina, que hace que si la hueles en otro lugar te lleve a pensar en ella.

Cabe destacar, además, acciones que las marcas realizan en plena calle o en establecimientos, que salen de lo convencional y apelan a nuestros sentidos para quedarse en nuestra mente:

  • Un caso concreto es el de Coca Cola, que en una ocasión montó un stand en la calle con cuatro cabinas oscuras donde el cliente probaba los distintos productos de la marca (coca cola zero, normal, light, etc.) sin saber a ciencia cierta cuál era cuál, para demostrar que el sabor que comparten es el mismo. Toda una experiencia sensorial para el consumidor en plena calle.
  • Otro ejemplo es el de Adidas, que, para conmemorar el 50 aniversario de sus zapatillas Stan Smith montó una tienda pop up en Londres con forma de caja de zapatillas gigante. El impacto visual era increíble.

Estos son sólo algunos ejemplos de muchos en los que el neuromarketing forma parte de nuestra vida cotidiana. Con prestar un poco de atención podremos encontrar muchas acciones de marketing que van un paso por delante, llegando a nuestros sentidos y emocionándonos de mil formas distintas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>